Home
Curiosidades de Alicia en el País de las Maravillas

Valoración 
0
(0 votos)

Objetivos 
Descubrir las curiosidades de la obra de Lewis Carroll e iniciarse en el mundo de Alicia.

Quizás también te interese

Resumen 

Mucho se ha hablado de Alicia, de su autor, de su mundo onírico y surrealista. Seguramente, no os desvelemos nada nuevo, o quizá sí, pues cada día aprendemos algo nuevo; pero hoy queríamos retomar este gran clásico dentro de los clásicos para explicaros 10 curiosidades sobre el autor y su obra y presentaros las diferentes ediciones que podéis encontrar y que tenemos a vuestra disposición en nuestra tienda.



Curiosidades de Alicia en el país de las maravillas:

1.    Lewis Carroll fue diácono y profesor de la Universidad de Oxford, ese lugar emblemático que ahora se disputan los fans de Alicia y de Harry Potter.

2.    Lewis Carroll fue un pionero de la fotografía. Todos recordamos las polémicas fotos que le hizo a su “Alicia” particular, Alice Liddell.

3.    Carroll es considerado el inventor de la literatura del nonsense (sin sentido). De hecho, toda su obra está construida sobre este planteamiento y  el surrealismo e imaginación delirante.

4.    Alicia en el país de las maravillas nació como una narración oral que Carroll explicó a Alice Liddell y sus hermanas durante una travesía en bote por el Támesis hacia la villa de Godstow.

5.    Al finalizar la travesía, Alice le pidió a Carroll que quería el cuento manuscrito. Al día siguiente Carroll, que viajaba a Londres en tren, aprovechó las dos horas de trayecto para dar forma a la idea.

6.    El primer borrador de la historia se lo regaló a Alice bajo el título de Las aventuras subterráneas de Alicia y le añadió 37 ilustraciones realizadas por él mismo.

7.    La primera edición de Alicia en el País de las Maravillas con 2000 ejemplares fue destruida por el propio Carroll ya que el ilustrador John Tenniel no había dado visto bueno a la primera tirada.

8.    La obra definitiva se publicó en 1865 – tres años después de haber inventado aquella historia en el bote como entretenimiento durante la navegación -. Seis años después llegarían Alicia a través del espejo (1871) y Alicia para los pequeños (1890).

9.    Es una historia llena de significados y es una sátira de la sociedad en la que vivió Carroll, con críticas a la realeza (aunque la reina Victoria llegó a recibir a Carroll para felicitarle por el libro, del que era fan) y a las clases altas de la Inglaterra de la época.

10.    Hay muchas versiones cinematográficas del libro, canciones y referencias en miles de obras. Así que los fans de la obra de Carroll son muchos. Incluso, los hermanos Marx adoraban el surrealismo de su libro.

Y ahora os dejamos con nuestras ediciones favoritas. ¡Os enamorarán!


Alicia en el País de las Maravillas, ilustrado por Rébecca Dautremier
Esta edición ya es un clásico en si misma, por ese toque diferente que le da la ilustradora. Inspirándose en la famosa fotografía de Alice Liddell, Rébecca recrea a esa niña pequeña, morena, de pelo corto, escurridiza y con una mirada enormemente expresiva. Las imágenes de todas las escenas y personajes de la historia están plagados de un color sombrío que alejan a Alicia en el país de las maravillas de un cuento para niños y lo acerca al mundo de los jóvenes y adultos, donde la duda y el absurdo se enfrentan a la imaginación y la fantasía. Con diversos guiños al autor, a J. Tenniel y, probablemente, a la propia ilustradora, nos encontramos con un trabajo donde la imagen tradicional se mezcla con pinceladas modernas, ya sea en arquitectura o diseño. Es un gran trabajo de expresividad. Y además si quieres, también existe en formato pequeño.



Alicia en el País de las Maravillas, ilustrado por J.Tenniel
Edelvives ha celebrado el 150 aniversario de la creación del libro con esta edición de lujo (con cantos tintados, cinta separadora y cubierta troquelada y en relieve) que incluye, además, poemas y prólogos del autor, un episodio suprimido y un relato en imágenes sobre la primera edición de Alicia). Una edición que traspasa los límites del tiempo y llega a nuestras manos tal como fue concebida. Seguramente, una edición imprescindible para los fans del libro.




Alicia para los pequeño
s, ilustrado por J. Tenniel
Publicado por primera vez en inglés en 1890, esta Alicia para los pequeños fue la primera edición en color adaptada especialmente para jóvenes lectores. Lewis Carroll reescribió y simplificó el relato original y John Tenniel volvió a dibujar veinte de sus emblemáticas ilustraciones. Este libro es seguramente una deliciosa manera de entrar en el mundo de Alicia. El propio Carroll decidió despojarlo de revestimientos y simbolismos de adulto para dejar tan solo la esencia más infantil, aquella donde la sinceridad y la coherencia de los niños nos demuestran, una vez más, cómo nos complicamos la vida de adultos. Conserva los juegos, las idas y venidas de los personajes tan característicos y las tradiciones más arraigadas de la cultura anglosajona.
En formato de libro pequeño, tapa dura y generosa, punto de libro elegante y blanco, dorado y rojo como la reina de corazones.

 
Alicia en el País de las Maravillas, colección Gerónimo Stilton
No es la primera vez que Alicia salta de su libro para formar parte de otros. En este caso para los más pequeños, Alicia se une a Gerónimo en una versión libremente adaptada. Quizás no sea una de las mejores adaptaciones de este clásico pero animará a los más pequeños a conocer las aventuras de Alicia e introducirles en la obra de Lewis Carroll.

Y si sois muy fans de Alicia, estos otros detalles que tenemos entorno al universo de Lewis Carroll os fascinarán:


Peluche del Gato de Chesire
: un muñeco hecho a mano por la propia Maria Tarragó. Una obra exclusiva que solo podrás comprar en Los Cuentos de Bastian.

La taza del sombrerero loco: Drink me! ¿Quién no recuerda esta frase de Alicia en el país de la maravillas? Empieza el día tomándote un café o un té en esta exclusiva taza inspirada en el clásico Alicia en el país de las maravillas. Realizada por Maria Tarragó.



Set de postales: colección de seis postales ilustradas por Maria Tarragó.

Recursos relacionados