Home
El día que Saída llegó

Valoración 
0
(0 votos)

Idioma 
Español
Ilustrador 
ISBN 
978-84-92696-87-1
Editorial 
Formato 
Tapa dura
Última edición 
2012
Páginas 
36
12,75€
Resumen 
El día que Saída llegó, a mí me pareció que se le habían perdido todas las palabras. Así que intenté buscarlas por los rincones, esquinas, agujeros, cajones, descosidos... para ver si entre ellas y yo le borrábamos las lágrimas que le asomaban entre las pestañas largas y el silencio espeso. El día que Saída llegó, papá me explicó que, seguramente, mi amiga no había perdido todas sus palabras, sino que a lo mejor no las había querido sacar porque eran distintas a las de aquí. –En Marruecos –dijo– a ti tampoco te servirían las tuyas. Así me enteré de que en el país de Saída se hablaba un idioma diferente al nuestro: el árabe.
Opinión 
El día en que llegó Saída una familia fue feliz, porque dos niñas se abrazaron y aprendieron a quererse. El día en que llegó Saída dos desconocidas decidieron buscar palabras perdidas y las encontraron de todos los colores, tamaños y formas, en tu idioma y en el suyo, con tus palabras y con las suyas. Saída recuperó las palabras con ayuda de una amiga. Lo mejor de la llegada de Saída es que otra niña, aquella que la recibió, no buscaba tan solo hacerse entender, sino la comunicación completa, entendimiento mutuo, escuchar y ser escuchado. Esa niña que la recibió buscó la sonrisa de Saída y mientras le enseñaba las palabras de aquí, aprendía también las de allí.
Destacamos 
"Luego las repetía despacio para que su sonido se me quedara enredado en la memoria y los labios". 
Álbum soberbiamente ilustrado para leer a los niños de más de 6 años, cuando empiezan a conocer el significado de las palabras y los símbolos de la escritura. Así aprenden que los sentimientos y pensamientos tienen mil caligrafías, pero un único significado: el de Unión entre las personas. 

Para contarlo en escuelas y hogares, sean del color que sean. Porque la comunidad en la que vivimos depende de cada uno de nosotros y nuestro día a día es el que marca el grado de tolerancia, respeto e integración. Eso no se adquiere de manera innata, sino que se educa y se aprende.