Home
El monstruo que se comió la oscuridad

Valoración 
0
(0 votos)

Idioma 
Español
Autor 
Ilustrador 
ISBN 
978-84-93750640
Editorial 
Formato 
Tapa dura
Última edición 
2010
Páginas 
56
15,00€

Quizás también te interese

Resumen 
Me fascina la ternura de esta historia.
Un cuento para dormir feliz.
La protección contra el miedo hecha monstruo.

Lorenzo no puede dormir, no le gusta la oscuridad, debajo de la cama podría estar escondiéndose un monstruo. 
¡Así es! Se trata de un diminuto monstruo con un enorme apetito, que le encanta comer la oscuridad, la engulle toda. Hasta que muy pronto todo es luz, pero el monstruo sigue teniendo una gran sensación de vacío, que solo el cariño de un niño puede llenar.
Las maravillosas ilustraciones de Jimmy Liao completan este precioso cuento sobre el miedo a la oscuridad y el miedo a estar solo.
Opinión 
Estamos ante un libro de cabecera. Joyce Dunbar crea una historia donde el miedo crece en un clímax en forma de monstruo que engulle. Jimmy Liao le da la luz que el cuento requiere.
¿Qué hay debajo de la cama? ¿Y en el armario? ¿Qué es esa sombra que se mueve? ¿Y ese ruidito? ¿Acaso no son esos unos ojos que me miran?... ¿Recordáis cómo de pequeños nos atormentaban estas cuestiones en cuanto se apagaban las luces de la habitación? La imaginación nos jugaba una mala pasada y transformaba nuestro alrededor en amenazas constantes.

Los creadores de esta historia no evitan el problema, sino que se enfrentan a él. Sí, efectivamente, hay un monstruo en la habitación. Sí, efectivamente, es un monstruo con mucha hambre. Es pequeño y con gran capacidad para engullir. Pero, ¿qué come este monstruito? oscuridad. Mira qué bien, parece que nos soluciona el problema, porque sin oscuridad se acabó el miedo. Ya, pero ¿qué pasaría si comiera toooooda la oscuridad del todos los rincones del mundo? ¿Y si se comiera la oscuridad más allá de los planetas? Desaparecería la oscuridad pero, ¿estarían todos contentos? ¿Sí, seguro? Piénsalo. Qué pasaría. 

Tierna historia para comprender a relativizar los problemas. En un texto muy agradable y corto en cada doble página, para acompañar leyendo en voz alta a los pequeños mientras comprenden con las imágenes lo que está ocurriendo. El contraste entre la luz y el color frente a la oscuridad y el tamaño creciente del monstruo, junto a su emotiva expresividad, me cautiva cada vez que abro este libro. Es muy educativo.
¿Ya lo tienes en tu biblioteca?
Destacamos 
El juego de colores contra la oscuridad.
La dulce expresión de un monstruo.
El mensaje de la relatividad de los problemas y cómo afrontarlo con valentía y lógica.
Leer y compartir en voz alta es una terapia genial con este cuento, porque permite entablar una charla divertida y muy, muy tierna.

Recursos relacionados