Home
Mamá te quiero (cajita 5 mini libros)

Valoración 
0
(0 votos)

Idioma 
Español
Autor 
Ilustrador 
ISBN 
978-607-400-824-1
Editorial 
Formato 
Cartón
Última edición 
2012
Páginas 
70
10,00€

Quizás también te interese

Resumen 
¿Locamente, apasionadamente, mucho, poco o nada? Los cinco mini libros de Mamá, te quiero... exploran de una manera tierna y sencilla los sentimientos que pueden existir entre padres e hijos en la vida diaria.
Opinión 
Cinco minilibros cartoné que contienen verdades como templos. 

Mamá te quiero:
Nada de nada
Un poco
Mucho
Locamente
Apasionadamente

Los colocamos por el orden que estamos dispuestos a "asumir". Personalmente prefiero empezar por las "malas noticias". ¿Y cuándo no me quieres? Cuando me regañas, cuando me haces ordenar la habitación... ¿Y cuándo me quieres apasionadamente? CUANDO ME LEES HISTORIAS. En todos esos momentos en que mamá se convierte en "bruja" dejo de quererte y cuando el contacto es más cercano en todos los sentidos es cuando te siento parte de mí. Así nos lo están diciendo ellos, con palabras más sencillas. Un color para cada momento, un álbum de sentimientos recogidos en cinco libritos, emociones por doquier, de madres a hijos y de hijos a madres.

¿Y tú, mamá, cuándo me quieres? SIEMPRE. Cada vez que te regaño, cada día cuando te despierto, cada vez que te visto y que te peino, cuando reímos, cuando jugamos, cuando conversamos, cuando aprendemos juntos... TE QUIERO. Libros que me inspiran estas frases, merece la pena tenerlos en casa, ¿no crees?
]]>
]]>AQUÍ PUEDES HOJEAR EL INTERIOR]]>

Mamá te quiero. Océano Editorial
]]>
Destacamos 
Mamás, aprendamos a querernos a nosotras mismas, a valorarnos personalmente, enseñemos a nuestra familia cuánto necesitamos de su cariño. Demostremos abiertamente el amor que sentimos por ellos. Que no sea una vez al año, el día de la madre debe ser todos los días, no nos engañemos, para lo bueno y para lo malo. ¿O acaso no estamos ahí todos los días? Si aprendemos a valorarnos y respetarnos, ellos lo harán también. Si somos estrictas en ciertas ocasiones e intransigentes con ciertas cosas o con algunas normas, los momentos de amor y las consecuencias las valorarán más en positivo. Ya pasaron los tiempos de castigos y penitencias, sin embargo, el amor debe trabajarse todos los días, porque si lo damos por supuesto... Quizás luego olvidamos donde lo dejamos.

Cosquillas, besos y palabras dulces no están reñidas con un ¡No! enérgico, siempre que sea justo... Y a su medida. Expresar los sentimientos y enseñarlo con el ejemplo es la mejor manera de aprender el arte de la comunicación.

Y ahora, para mi mamá, querida abuela: te quiero. Estéis donde estéis, probar a decirlo en voz alta.
 

Recursos relacionados